adoptivanet.info

adopción | para principiantes

volver a la página de inicio :: adoptivanet.info

embarazo, parto y maternidad en china


En la sociedad china sigue existiendo mucho secretismo en torno a los temas sexuales. Existen muchos tabúes a la hora de tratar temas relacionados, directa o indirectamente, con el sexo; y apenas hay educación sexual, especialmente en las zonas rurales.


Muy pocas mujeres acuden en China a controles periódicos del embarazo, y siempre en zonas urbanas. Para las mujeres chinas someterse a controles médicos durante los meses de gestación equivale a considerar el embarazo como una enfermedad. A esto hay que añadir el hecho de que, a diferencia de lo que ocurre en la cultura occidental, en la cultura china el embarazo está muy poco medicalizado.


Las mujeres chinas que desean quedar embarazadas suelen darse baños fríos y de mar como tónicos, que la ayudarán a quedarse embarazada.


Cuando la mujer se queda embarazada, se suele convertir en el centro de la atención y los cuidados de toda la familia. Se evita a toda costa cualquier situación que pueda suponer un riesgo para el correcto desarrollo del embarazo. Las embarazadas tienen que estar lo más tranquilas y descansadas posible, evitando trabajos duros, sobre todo cargar cosas pesadas.


La medicina tradicional china se basa en gran medida en el concepto de equilibrio y durante el embarazo y después del parto las mujeres suelen tomar una dieta especial.


Se considera que, mientras está embarazada, el cuerpo de la mujer permanece en un estado yin (frío), y que, por tanto, debe evitar comer alimentos yin, como alubias, plátanos o melón, o bebidas frías. Es habitual que antes del parto coman bastante, los partos se suelen llevar a cabo de manera tradicional, sin anestesia (o con anestesia acupuntural) ni otros tipos de ayudas médicas, y es por este motivo que sea habitual que las mujeres coman abundantemente antes del alumbramiento para afrontar con suficientes reservas energéticas el esfuerzo físico al que van a enfrentarse. Existe también la costumbre que las mujeres tomen muchas bebidas calientes para equilibrar el yan.

La dieta yang, rica en carne y huevos se mantiene durante varias semanas después del parto, hasta que se recupera el equilibrio entre yin y yang, ya que se piensa que la pérdida de sangre durante el parto intensifica el estado frío en el cuerpo de la madre.


Algunas mujeres toman también infusiones de plantas medicinales, sobre todo para eliminar toxinas. Si ha habido cesárea se evitan la carne de vacuno y los mariscos, ya que se considera que alargan los procesos de cicatrización.


embarazo, parto y maternidad en china


Aunque las personas de todas las culturas sientan el dolor con igual intensidad, no todas lo expresan con el mismo énfasis. Las mujeres en china suelen dar expresión a su dolor de una forma poco enfática. De hecho, en la cultura china puede llegar a estar socialmente mal considerado que la mujer se queje demasiado durante el parto.


Hay algunas tradiciones y creencias relacionadas con el parto que en algunos lugares aún se siguen practicando. A la hora del parto debe encenderse una vela roja, que es un talismán destinado a cazar a las almas errantes que buscan un cuerpo para reencarnarse y que vienen para disputarse el del recién nacido. Estas almas huyen de la luz y sólo actúan en las tinieblas. Cualquier persona conocida por su mal carácter deben estar alejada en el momento del parto, por temor a que el niño sea alcanzado por este mismo defecto. Si la mujer muere en el parto, se debe poner sobre su tumba un paraguas abierto para ocultarla de los ojos del cielo, porque se considera objeto de horror.


Las madres pueden mostrar cierto desinterés hacia el bebé recién nacido en los momentos posteriores al parto... En realidad esto obedece a la costumbre de que la mujer adopte una posición de reposo absoluto después del parto, y que sean las otras mujeres de la familia las que se ocupen del cuidado del bebé. La madre debe seguir siendo objeto de cuidados en los meses posteriores al parto, ya que la salud, la supervivencia del recién nacido, tan frágil en estos momentos, depende en gran medida de la salud de la madre. La mujer debe reposar junto con su hijo en un lugar cálido, y con una alimentación especial, de uno a tres meses. La mujer debe evitar bañarse, lavarse el pelo o hacerlo de manera que no se exponga a corrientes de aire, que en su estado yin (frío) podrían resultar muy graves.


Aunque se permiten las relaciones sexuales durante el embarazo, se suelen evitar el primer trimestre para no provocar abortos. Después del parto, suelen esperar unos cien días antes de mantener relaciones sexuales.


En la cultura china suele esperarse aproximadamente un mes antes de decidir el nombre del niño o niña. El nombre de pila, que se coloca detrás del apellido, tiene un significado referencial, por ejemplo gran ventura, y no es raro que se lo cambien a lo largo de su vida. A veces se pone a los niños nombres de niña, para protegerlos de los malos espíritus, que desprecian a éstas. En la época anterior a la República Popular China, muchas niñas carecían de nombre, se les llamaba por el orden de nacimiento: primera hija, segunda hija... Siguiendo esta misma lógica, en ocasiones, si el niño ha nacido muy débil, se le pone un nombre de perro.


También puede interesarte:

Cuentos tradicionales de Asia.


Fuente: diversas fuentes de internet.

Empezando los trámites de una adopción. leer +

Especial familias monoparentales. leer +

Bibliografia sobre adopción. leer +

Adopción de niños y niñas con necesidades especiales. leer +

Referentes de personas adoptadas. leer +